Envío gratuito a partir de 29€ - ESPAÑA

0

Tu carrito está vacío

El Proceso de Producción del Aceite de Oliva

El secreto de cada una de las botellas de 9 Oliveres reside en su producción. Cuanto más completo sea este proceso, mejor será el producto. 9 Oliveres utiliza las últimas tecnologías disponibles, y todos nuestros aceites de oliva están hechos de acuerdo con los últimos estándares de la industria.

Toda la producción de aceite de oliva se realiza mediante técnicas de prensado en frío. En la práctica, eso significa que el jugo de aceite se extrae mediante prensado y centrifugado a baja temperatura. Este es un trabajo de artesanía pura, y requiere mucho esfuerzo. Afortunadamente, 9 Oliveres se basa en conceptos probados de antiguas tradiciones, así como en técnicas modernas y sofisticadas. Cada aceite de oliva se produce de manera rápida y eficiente.

Una vez terminada la producción, los trabajadores depositan el aceite en depósitos de acero inoxidable. Los depósitos se mantienen a temperaturas muy suaves y no protegidos de la luz. Las botellas también tienen vidrio negro que protege el aceite de la luz y los rayos UV en general. El vidrio puede absorber hasta el 98% de la luz solar dañina, por lo que puede estar seguro de que no se estropeará el sabor una vez que el producto llega a su casa.

Las botellas también tienen protecciones de aluminio que proporcionan importantes efectos anti-caída y anti-recarga. 


El método de extracción

A continuación detallamos los pasos típicos y técnicas usadas en la elaboración del aceite de oliva virgen extra:


La limpieza

El primer paso en el proceso de extracción incluye la limpieza de las aceitunas y la eliminación de las ramas, hojas, tallos y otros desechos. Después de eso, las aceitunas se lavan con agua para eliminar la suciedad restante. Al mismo tiempo, se pueden usar pistolas de aire a presión para producir un flujo que elimine partículas ligeras. Una vez que las aceitunas están 100% limpias, la producción puede avanzar.


La Molturación

El siguiente paso es triturar o moler estas aceitunas en una pasta. Este proceso incluye el desgarro de las células de la carne para facilitar la liberación del aceite de las vacuolas. Por lo general, todo el proceso se realiza utilizando molinos de dientes de metal, molinos de piedra y varios molinos de diferentes martillos.

[Fuente de la imágen: Aceites Melgarejo]

El Batido

En este paso se mezcla la pasta durante unos 45 minutos para convertir pequeñas gotas de aceite en grandes. Es un paso indispensable. Para aumentar el rendimiento general, las empresas generalmente calientan la pasta o agregan mucha agua. Sin embargo, esta estrategia también puede dar como resultado una calidad mucho menor del producto final. A altas temperaturas, el aceite se oxida y pierde mucha de sus propiedades. En 9 Oliveres, este proceso se lleva a cabo a muy bajas temperaturas. Obtenemos un rendimiento menor, pero la calidad final es muy superior.


La Separación

El último paso implica la separación del aceite de los sólidos (orujo) y líquidos (alpechín). Este proceso generalmente usa prensas, pero recientemente, se mejora aún más por centrifugación. Algunas centrifugadoras tienen tres fases porque separan los sólidos, el agua y el aceite. Sin embargo, las centrífugas de dos fases que separan el aceite de la pasta húmeda también son comúnmente utilizadas por muchas compañías.

Después de limpiar y separar el aceite, los trabajadores generalmente lo dejan en tanques y barriles donde tiene lugar la decantación y separación final del aceite de oliva. El mosto oleoso que se obtiene en las fases anteriores se deja reposar para que los líquidos de origen vegetal y el aceite se separen. Al ser el aceite menos denso que el agua, éste queda en la parte superior. El agua y los residuos sólidos se depositan en el fondo cónico de los depósitos, de donde son posteriormente retirados. Finalmente, el aceite también se puede filtrar si es necesario.