Platos deliciosos usando aceite de oliva virgen extra

Aceite de oliva virgen extra en nuestra despensa

Uno de los principales ingredientes de la gastronomía española es el aceite de oliva virgen extra. A sus extraordinarios beneficios para el corazón, la piel o el sistema inmune se le suma que soporta mejor el calor que otros aceites, como el de girasol, lo que lo hace ideal para cocinar a altas temperaturas sin que perjudique sus valores nutricionales.

Conocido como “oro líquido”, no todos los aceites de oliva tienen unos beneficios tan completos como el virgen extra. A diferencia de los refinados, que tienen menos cantidad de ácidos grasos poliinsaturados: omega 3 y omega 6, el virgen extra posee además omega 9 en niveles más elevados, que son vitales para combatir algunos tipos de cánceres.

Aunque es un ingrediente que puede ser usado en multitud de cocciones, la mejor opción es tomarlo crudo porque, de esta manera, sus beneficios se mantienen intactos.

Recetas con aceite de oliva virgen extra crudo

Para sumar los valores del aceite a los del pescado azul, podemos preparar unos boquerones en vinagre. Limpiamos y abrimos el pescado dejándolo macerar unas 12 horas en vinagre, con una cucharada de sal gorda disuelta. Pasado ese tiempo, escurrimos el vinagre, emplatamos los boquerones y los regamos con un chorreón generoso de aceite de oliva virgen extra. Se puede adornar el plato con una rama de perejil y espolvorear con ajo picado.

Otra idea es cortar unas rodajas de tomate y cubrir un plato con ellas. A continuación, ponemos encima trozos de queso al gusto, es decir, un queso suave como el fresco u otro más fuerte, como el de oveja, teniendo en cuenta que hay que poner menos cantidad de este último para que no camufle el sabor del resto. Después se puede echar alguna especia como el orégano, algunas aceitunas negras y un poco de aceite de oliva virgen extra.

Como ves, el aceite de oliva virgen extra merece un hueco en tu despensa.

Leave a Comment